fbpx

Características del panel PIR de aislamiento térmico

El panel PIR es uno de los materiales aislantes de última generación que mejores resultados está dando en edificios de viviendas y también en centros de trabajo. Sus características consiguen que los inmuebles queden protegidos tanto de la climatología exterior como de la humedad.
Características del panel PIR de aislamiento térmico

Qué es el aislamiento PIR

PIR es el acrónimo con el que conocemos comúnmente al poliisocianurato. Se trata de un polímero termoestable que suele producirse en forma de espuma y se utiliza como material aislante térmico de tipo rígido.

La espuma PIR se obtiene al hacer reaccionar el diisocianato de metilendifenilo (MDI) con compuestos de poliol. El resultado final es un producto con mayor concentración de MDI.

El PIR puede utilizarse a modo de espuma, por lo que puede ser aplicado tanto en construcciones nuevas como en las que están en rehabilitación. Una vez que se seca, adquiere forma rígida y, en caso de deterioro, se puede restablecer a través de la fusión.

También se emplea a modo de tablero de espuma o panel. En este caso, se trata de un material que se compone de pequeñas celdas cerradas.

Características principales del aislamiento PIR

Resistencia frente al fuego

Su composición química le confiere una estabilidad y resistencia frente a las agresiones térmicas y en caso de incendio. De hecho, el aislante PIR y el PUR tienen muchas características en común, pero el primero destaca por aguantar mejor en caso de incendio, porque el fuego lo tiene más complicado para acceder a las capas interiores del material, haciendo que se genere una menor cantidad de humo.

Cuando un panel PIR o la espuma de este material se queman podemos observar que se ha carbonizado superficialmente la primera capa. Si rascamos un poco, debajo de esta el polímero sigue en óptimas condiciones.

Gran capacidad aislante

El PIR es un excelente aislante térmico y tiene una gran conductividad, lo que evita los puentes térmicos. En las fachadas cubiertas con este material, todos los huecos entre las cámaras de aire quedan bien tapados, evitando que el calor del inmueble salga al exterior. El resultado es un espacio que ofrece un mayor confort térmico sin necesidad de tener que abusar de los aparatos de climatización.

Los materiales aislantes suelen modificar de manera más o menos sustancial su estructura por efecto del frío o del calor, expandiéndose o encogiéndose. En el caso del PIR, se adapta bien tanto a las bajas temperaturas como a las altas, así que siempre se disfruta de un buen aislamiento.

Tiene poco espesor

Ya sea en espuma, o en versión panel PIR, este material consigue buenos resultados de aislamiento sin necesidad de tener que aplicarse en capas gruesas. Por tanto, no afecta a las dimensiones de los espacios.

Tiene una larga vida útil

El aislamiento PIR es uno de los que más se está utilizando en la construcción de edificios de última generación, y no solo por características como las que hemos visto hasta ahora, ya que también influye su resistencia.

Su vida útil está muy por encima de otros aislantes tradicionales como las lanas minerales. En condiciones óptimas, este aislante llega a resistir hasta 50 años.

Facilidad de montaje

Se trata de un producto ligero que es fácil de manipular y cuyo montaje resulta sencillo. Gracias a los modernos sistemas de anclaje, los paneles PIR pueden instalarse mucho más rápido que otros tipos de aislantes.

Beneficios del aislamiento PIR

Machihembrado en las cuatro caras

Cuando se utilizan paneles, estos se colocan mediante un sistema de machihembrado por las cuatro caras, lo que garantiza la continuidad del aislamiento, de forma que no quede ni un solo hueco que pueda convertirse en un puente térmico.

Resistencia a la humedad

A diferencia de lo que ocurre con las lanas minerales, el PIR repele el agua. Esto es una ventaja especialmente apreciable en lugares con mucha humedad, puesto que evita que la misma pueda penetrar en el edificio, acabando así con problemas como el moho.

Por otro lado, este material no es especialmente atractivo para roedores o insectos, lo que reduce mucho el riesgo de que las plagas puedan anidar en él.

Seguro para el entorno y las personas

El PIR no tiene componentes como los clorofluorocarburos o los hidroclorofluorocarburos, lo que hace que sea un producto mucho más seguro para el medio ambiente.

Debido a que ni coge humedad ni suelta polvo, tampoco existe el riesgo de que pueda provocar alergias o molestias a personas o animales.

Mejora la eficiencia energética de los edificios

Sin puentes térmicos y con una excelente conductividad térmica, los edificios que incorporan este tipo de aislamiento son mucho más eficientes a nivel energético, lo cual resulta una ventaja a la hora de alquilar o vender.

El panel PIR ha supuesto toda una revolución en el campo del aislamiento. Gracias a su excelente relación calidad-precio, se está convirtiendo en uno de los más utilizados, y cada vez son más los que se benefician de todas sus ventajas. En SATE MEDITERRÁNEO, somos expertos en aislamiento exterior utilizando este tipo de paneles. Si necesitas ayuda profesional para su instalación, no dudes en contactarnos.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO