fbpx

Cómo impermeabilizar terraza y aislarla térmicamente

Hay varias razones para impermeabilizar una terraza, sin embargo, la más importante es repeler el agua y la humedad.

Una de las mayores dudas que surgen es cuál es el tratamiento o la alternativa más recomendable para tratar la fachada y las paredes de estos espacios. Hoy en día, no se puede decir que haya una sola manera de hacerlo, por este motivo, vamos a explicar cómo conseguir un buen resultado.

Por qué aislar e impermeabilizar una terraza

A la hora de impermeabilizar las terrazas tenemos que pensar en el número de beneficios que aporta. En los meses de lluvia, el agua se acumula en estas superficies y puede calar el tejado u ocasionar problemas que se asocian con la humedad. Por este motivo, hay que emplear tratamientos y productos que puedan repeler el agua y tapar los poros si fuera necesario.

Una de las principales causas por las que salen goteras y humedades en estas edificaciones es por la acumulación de agua en el techo. Cuando penetra agua en estas estructuras se pueden ocasionar grandes daños, por lo tanto, se trata de buscar un buen aislante para evitarlo y garantizar la mayor eficacia térmica y confort. 

Cómo puedes impermeabilizar una terraza

Tal como hemos indicado, una de las principales dudas es cómo impermeabilizar una terraza con todas las garantías. A continuación, enumeramos algunas de las posibilidades que garantizarán el mayor bienestar y seguridad, a la vez, que evitarían la formación de hongos a causa de las humedades.

Poliestireno extruido

Una buena opción es aplicar planchas de poliestireno extruido para evitar la humedad y la acumulación del agua. Esto favorecía un lugar transitable y protegería la vivienda del agua, lo que favorece una mejor habitabilidad. Una de las grandes ventajas de este material es que es compatible con cualquier tipo de revestimiento.

Impermeabilizante elástico

Otra de las posibilidades es apostar por un impermeabilizante elástico, ya que ese producto es muy beneficioso para estas superficies. Se puede aplicar tanto con una brocha como un rodillo, como si se tratase de una pintura. La idea es sellar y endurecer las pequeñas grietas que suelen aparecer en estas estancias exteriores.

Tela asfáltica

Por otro lado, también tenemos la alternativa de emplear una tela asfáltica para sellar las paredes y los suelos. Este material no es transpirable y sirve para proteger estos espacios de la lluvia. En la mayoría de los casos, se emplea si la cubierta no es transitable y se puede utilizar sobre terrazo, madera u hormigón. Debido a su amplia versatilidad, podemos usarla tanto en el suelo como en las paredes de la terraza.

Losas filtrantes

Otra buena elección es apostar por losas filtrantes, porque se adhieren fácilmente a las bolsas y aportan una buena estética. Una de sus principales características es que no es necesario emplear ninguna medida de prevención para conseguir un buen resultado. Normalmente, esta baldosa está formada por una capa superior de hormigón con bastante espesor para lograr este efecto impermeabilizante.

Cómo aislar térmicamente tu terraza

El aislamiento térmico de una terraza es clave para garantizar unas mejores condiciones de habitabilidad en este espacio.  Por esta razón, podemos usar el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) para ofrecer un mejor confort de esta zona. El uso de este revestimiento proporciona muchas ventajas y es una de las soluciones con mayor demanda en los últimos tiempos. Además de garantizar la impermeabilización de las terrazas, también sirve para mejorar el ahorro energético y la estética.

Por otra parte, cabe añadir que se pueden emplear diferentes materiales para conseguir el resultado que estamos buscando. En esta lista, mencionamos algunas de las alternativas que nos ofrecen un mayor número de ventajas.

  • Poliestireno expandido (EPS). Este material plástico, ligero y económico tiene una gran capacidad impermeable. 
  • Poliestireno extruido o extrusionado (XPS). En este caso, se trata de una espuma rígida e impermeable, pero bastante ligera.
  • Lanas minerales de roca o vidrio. Esta es otra alternativa con un gran poder impermeabilizante y que aporta excelentes garantías frente al ruido del exterior.
  • Fibras naturales. Para concluir, tampoco podemos pasar por alto el uso de paneles con materiales ecológicos, como el corcho o fibras naturales, para garantizar el aislamiento térmico.

En caso de dudas sobre la fijación de estos soportes y cuál sería la mejor elección para una buena sujeción, lo más conveniente es ponerse en contacto con SATE Mediterráneo. En nuestra empresa contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados para garantizar el mejor asesoramiento y aportar la solución más adecuada a cada uno de nuestros clientes.

En resumen, impermeabilizar una terraza es una de las mejores alternativas para combatir las humedades, tapar las grietas y mejorar la habitabilidad de estos espacios de la casa. Lo ideal es conseguir una estancia confortable y favorecer el aislamiento térmico usando un buen tratamiento y los productos adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO