fbpx

Optimiza tu eficiencia energética con el aislamiento térmico adecuado

En SATEMEDITERRANEO, empresa líder en soluciones de aislamiento por el exterior, te ayudamos a optimizar la eficiencia energética de tu edificio, mejorando al mismo tiempo su confort térmico y acústico.

Tipos de aislamiento térmico

Tipos de aislamiento térmico para fachadas

Una fachada bien aislada puede reducir el consumo energético del edificio en un 50 %, y hay varias formas de conseguirlo.

Aislamiento SATE

El sistema de aislamiento térmico exterior (SATE) utiliza diferentes tipos de aislante térmico como lanas minerales, espumas y aislantes semirrígidos, poliestireno expandido EPS y poliestireno extruido XPS.

Se trata de planchas rígidas compuestas de varias capas, incluido el material aislante, que se adhieren a las fachadas a través de adhesivos y fijación mecánica. Se pueden instalar sobre todo tipo de fachadas y son muy eficientes a la hora de cubrir todos los puentes térmicos.

Aislamiento para fachadas ventiladas

Son fachadas en las que hay una cámara de aire continua entre la pared interior y la exterior. El hueco entre ambas se puede rellenar con los aislantes para paredes que vamos a ver a continuación.

Tipos de aislamiento térmico para paredes

Lanas minerales

Están fabricadas a partir de materiales flexibles de fibras inorgánicas que se entrelazan entre sí y forman un fieltro que es capaz de mantener el aire en estado inmóvil. Se compone básicamente de arena silícea en el caso de la lana de vidrio y de roca basáltica si es lana de roca. Se utiliza en cubiertas, fachadas, falsos techos, tabiques divisorios, suelos, forjados y hasta en cerramientos exteriores.

Poliestirenos

Nos podemos encontrar dos tipos.

  • Poliestireno extruido (XPS): suele utilizarse para el aislamiento de cubiertas, porque es resistente al agua, tiene unas elevadas prestaciones mecánicas y no se pudre por efecto de la humedad y el frío.
  • Poliestireno expandido (EPS): es un material plástico espumado con una gran versatilidad, lo que facilita su uso en diferentes aplicaciones, aunque suele usarse para el aislamiento de tabiques.

Espumas de poliuretano

El poliuretano se compone básicamente de petróleo y azúcar. Es una espuma rígida en la que el 90 % de las celdas están cerradas, lo que garantiza un buen aislamiento. Está disponible en versión panel y también en espuma proyectada, lo que facilita su aplicación sobre todo tipo de superficies.

Importancia del aislamiento térmico

Hasta hace unos años, no se le daba demasiada importancia al aislamiento térmico en la construcción de edificios. De hecho, hace solo unas décadas que es obligatorio, aunque las densidades mínimas exigidas legalmente continúan siendo insuficientes para obtener buenos resultados.

Por suerte, en aras de conseguir una mayor calidad de los edificios de nueva construcción y rehabilitados, las empresas de construcción están prestando especial atención al aislamiento térmico, y están consiguiendo muy buenos resultados. Se consiguen inmuebles cuyo consumo energético en climatización es mucho menor que otros en los que no se ha dado importancia al uso de los diferentes tipos de aislamiento térmico.

Reduce la factura energética

El primer motivo por el que el aislamiento térmico es tan importante es porque consigue reducir la factura energética, y esto es especialmente útil en un momento como el actual, en el que el precio de la energía no hace más que subir.

Mejora el confort

Libre de puntos de fuga, el edificio mantiene mejor la temperatura por sí mismo sin necesidad de tener que subir el termostato de la calefacción en invierno o subir el aire acondicionado en verano. El resultado es que quienes hacen su vida o trabajan dentro del inmueble se encuentran mucho mejor a nivel térmico.

Disminuyen las emisiones

Vivimos en ciudades cada vez más contaminadas, y uno de los objetivos de la Unión Europea es bajar la emisión de gases de efecto invernadero. Esto es algo que solo se puede lograr si los edificios son cada vez más eficientes energéticamente, porque así su volumen de emisión de CO₂ será menor.

Elimina las condensaciones

La condensación da lugar a problemas de humedad dentro del edificio que se pueden agravar si aparece moho. Si el inmueble está bien aislado térmicamente, la presencia de la condensación es mucho menor, mejorando con ello el bienestar de las personas.

Reduce el nivel de ruido

La contaminación acústica es otro grave problema de la sociedad actual. Cuando aislamos térmicamente un edificio, también lo estamos aislando acústicamente. Esto quiere decir que los ruidos de la calle y los provocados por los vecinos llegarán con mucha menos intensidad, favoreciendo el descanso.

Los edificios bien aislados ofrecen múltiples ventajas tanto para sus usuarios como para el conjunto de la sociedad, ya que contribuyen a cuidar del medioambiente, reducen las emisiones nocivas a la atmósfera y rebajan la necesidad del consumo de energía. Por eso, es importante conocer bien los diferentes tipos de aislamiento térmico, con el fin de poder escoger los más adecuados en cada caso concreto.

Además, también es importante contar con una empresa especializada en aislamiento para realizar este tipo de obras. En SATE MEDITERRÁNEO, somos profesionales cualificados en este tipo de instalaciones, así que si necesitas asesoramiento, te ayudaremos sin ningún compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO