fbpx

Qué es el aislamiento ecológico y qué beneficios tiene su uso

El aislamiento ecológico está cada vez más presente en el mercado como manera de que las viviendas tengan un mejor confort térmico y acústico, a la vez que ahorran mucho dinero en energía.
Aislamiento ecologico sate

Es cierto que hay varios materiales aislantes, pero los ecológicos vuelven a ganar terreno, volviendo a soluciones que se llevan empleando siglos, aunque mejoradas gracias a los procesos actuales.

Qué es un aislamiento ecológico

Los materiales aislantes ecológicos son aquellos que no se han transformado, lo que les permiten mantener sus propiedades naturales, aportando sostenibilidad en las obras de nuestro hogar.

Sí que se pueden cortar o prensar con el fin de que sea más fácil su uso, el transporte y la instalación, pero su composición no está alterada, de manera que si ponemos corcho como aislante térmico de pared este solo será corcho con algunas sales para mejorar su resistencia al fuego.

Tipos de aislamientos ecológicos

Hay varios materiales aislantes ecológicos, de manera que nos decantaremos por uno u otro dependiendo del presupuesto, de lo que queramos conseguir y del clima de la zona en donde está la vivienda

Celulosa

Esta celulosa se saca del papel reciclado, por lo que no hay que talar ningún árbol a la hora de conseguir un aislamiento acústico, ecológico y también térmico, pues este material sirve para ambos propósitos.

Aunque se puede colocar en cualquier espacio sin hacer obras, los lugares más comunes para poner la celulosa son el tejado y cámaras de aire, a las que se “inyecta” con una máquina insufladora que la mete por todos los huecos.

Lana

La lana es otro de esos materiales que aísla muy bien de las temperaturas extremas, en especial del frío, y por eso la vemos en muchas prendas para el invierno.

Ahora también se usa como aislante, el cual se considera ecológico porque es un subproducto de las ovejas, a las que hay que esquilar anualmente. Una vez que se obtiene, se lava y se trata con sales bóricas, lo que consigue que aísle más, y, sobre todo, que mejore su resistencia al fuego.

Corcho

El corcho se obtiene de los alcornoques y, en realidad, es la corteza de este árbol, la cual se quita sin hacerle ningún daño, ya que vuelve a crecer con el paso de los años, cuando se extrae de nuevo.

En el mercado se vende en forma de láminas y planchas y solo se le da un tratamiento contra el fuego, convirtiéndose en un aislante térmico muy bueno para paredes, suelos y techos, a la vez que quizá es el mejor aislamiento ecológico que tenemos contra el ruido.

Fibra de madera

Posee unas propiedades muy similares a las de la lana, por lo que puede ser una alternativa si no queremos un producto que venga de los animales, no la conseguimos o, simplemente, preferimos la madera.

Proviene de triturar madera, casi siempre de los restos de las fábricas, que se prensa y a la que posteriormente se le aplica, sales bóricas, un compuesto natural que ayuda a convertir a los materiales ecológicos en ignífugos.

Se usa como la celulosa, insuflándola en cámaras de aire o en lugares en los que hay huecos que se pueden rellenar.

Algodón

Este aislante es uno de los mejores en zonas húmedas en la que hay vapor de agua, y se consigue mezclando algodón puro con restos textiles, consiguiendo un compuesto muy denso que se pone en paredes y suelos.

Cuáles son las ventajas de usar un aislamiento ecológico

Los materiales aislantes ecológicos presentan muchas ventajas sobre los que no lo son, sin tener que renunciar a nada, así que conviene conocerlas.

Son los mejores para nuestra salud

Durante años, en la industria de la construcción se han estado utilizando aislantes que no son los mejores para la salud de las personas que habitan las viviendas. Esto se debe a que algunos emiten compuestos orgánicos volátiles, los cuales pueden provocar enfermedades a largo plazo.

No pierden sus propiedades

A diferencia de los aislantes artificiales, los naturales no pierden sus propiedades durante toda su vida, de manera que son una buena inversión, pues no habrá que renovarlos siempre que no se mojen o queden expuestos a la intemperie.

Se pueden reciclar

Otra de sus ventajas es que son reciclables. De este modo, si se hacen obras en la casa, se tiran paredes, etc. y se quiere quitar, solo hay que llevarlo a un punto de reciclaje donde tratarán estos materiales con el fin de que se puedan emplear otra vez, dotándolos así de una vida casi infinita.

A la hora de mejorar la eficiencia energética de una vivienda es posible escoger aislamiento ecológico, el cual va bien tanto a la hora de alejar el calor y el frío como con el fin de no dejar pasar el ruido. Estos materiales tienen muchas ventajas sobre el resto, quizá siendo la principal que no perjudican nuestra salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL

SOLICITA INFORMACIÓN
SIN COMPROMISO

Entradas relacionadas

Aislamiento acústico en las paredes
Noticias
satemediterraneo

Aislamiento acústico de paredes: cómo aislar tu casa del ruido

El aislamiento acústico en las paredes es de gran importancia porque aporta muchos beneficios a un hogar. Sin duda alguna, mejora el confort y garantiza mayor protección. Por este motivo, si queremos tranquilidad, calidad de vida y un mejor descanso, hay que buscar los aislantes térmicos que nos permitan tener una casa más eficiente.

Ver artículo »