fbpx

Aislamiento térmico insuflado: cómo se instala

En las últimas décadas, una de las mayores preocupaciones es buscar las mejores alternativas para aislar las viviendas y garantizar la eficiencia energética. Hoy en día, contamos con bastantes opciones disponibles, como la técnica del insuflado de aislamiento.
Aislamiento térmico insuflado: cómo se instala

Actualmente, esta es una de las formas más sencillas para mejorar la protección térmica y acústica, sin tener que realizar obras complejas, ni generar molestias. Por esta razón, vamos a ofrecerte más información sobre su funcionamiento y qué materiales son los más apropiados para utilizar.

Qué es el aislamiento térmico insuflado

El sistema de aislamiento insuflado es un recurso muy útil en la construcción que se caracteriza por inyectar un material aislante en las cámaras de aire vacías para aislar las fachadas. Esta técnica permite repartir el material para intentar reducir los puentes térmicos y la entrada de frío y calor. Por lo tanto, es una opción idónea para minimizar las pérdidas energéticas.

Uno de los mayores beneficios del insuflado en cámara es que favorece el aislamiento en tan solo un día. No será necesario realizar obras, ni tampoco habrá que preocuparse del mantenimiento posterior. Además, estamos ante una de las formas más rápidas para ahorrar energía. No obstante, antes de emplear esta técnica, habrá que efectuar una prueba para conocer el tipo de cavidad y asegurar que es la mejor opción.

Materiales e instalación del aislamiento insuflado

Tal como indicamos, la técnica de aislamiento inyectado es muy útil, sin embargo, hay que verificar el estado de la cámara de aire con una inspección endoscópica. Posteriormente, sabremos qué materiales son necesarios para acometer este tipo de trabajo. Inicialmente, se harán perforaciones en las zonas estratégicas para estudiar cuál es la mejor distribución.

En SATE Mediterráneo te ofrecemos el material que necesitas para que puedas realizar este aislamiento con todas las garantías. Tanto si decides hacerlo desde el exterior como el interior de la vivienda, contamos con todos los recursos que te garantizarán un resultado exitoso.

¿Qué tipo de material puedes aplicar? Hay diferentes opciones disponibles como la celulosa, la lana de roca, la fibra de vidrio el corcho, entre otras posibilidades.

Si no sabes cuál elegir, lo más conveniente es solicitar asesoramiento profesional a nuestros técnicos cualificados. Por ejemplo, la lana de roca es un producto derivado de la piedra volcánica y muy resistente a los ambientes húmedos y al fuego. Asimismo, la celulosa es otra opción, con magníficas propiedades ignífugas, y muy apropiada para evitar la proliferación de hongos e insectos, además, es muy económica.

También, hay empresas que prefieren usar los gránulos de poliuretano reciclado. En este caso, cabe decir que es una alternativa muy eficaz para garantizar el aislamiento térmico y acústico de alta calidad. A diferencia de otras fibras, no contienen sustancias peligrosas y son compatibles con otros materiales de la construcción.

Cuáles son sus ventajas y desventajas

El aislamiento térmico en paredes por insuflado es una técnica que ofrece muchas ventajas a un inmueble. A continuación, enumeramos algunos de los pros y los contras de inyectar este material en las cámaras de aire, con la única opción de que el usuario pueda hacer una valoración objetiva.

Las ventajas del insuflado 

  • Esta técnica se caracteriza por su comodidad y fácil instalación, ya que no modifica la esencia de una fachada.
  • Además, una de sus grandes ventajas es su precio, si tenemos en cuenta los beneficios.
  • Por otro lado, esta técnica no afecta a la superficie de los edificios y se puede implementar tanto en el interior como en el exterior.
  • Otra de sus características es el gran ahorro en el gas y electricidad.
  • Asimismo, favorece la reducción de las emisiones contaminantes.
  • Por último, no se requiere licencia de obra.

Las desventajas del insuflado 

  • Es una solución muy acertada para un gran número de edificaciones e inmuebles, sin embargo, no ofrece una garantía total, si se trata de evitar los puentes térmicos.
  • Por otra parte, no siempre se tendrá la certeza de si el aislamiento se ha repartido homogéneamente.
  • Una vez que se efectúa esta técnica y se distribuye el material de manera adecuada, es muy complicado realizar cambios.

En definitiva, si una vivienda no garantiza el suficiente confort térmico, esta opción es una buena elección para optimizar la eficiencia energética. En estos tiempos, donde los precios se han disparado, el insuflado es una técnica, que ofrece grandes ventajas y nos permite ahorrarnos hasta el 60 % en los sistemas de climatización. 

Esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre el insuflado de aislamiento, sin embargo, estamos a tu entera disposición para resolver cualquier otra que te pueda surgir. Nuestros expertos te ayudarán a encontrar la solución ideal para aprovechar el hueco vacío del interior de los muros, sin la realización de obras y sin afectar al ritmo de vida diario de los habitantes de una vivienda. ¡Solicita información sin ningún tipo de compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO