fbpx

Cómo refrescar la casa sin aire acondicionado

En los meses más agobiantes de calor, una de las preguntas habituales es cómo refrescar la casa sin aire acondicionado. Los precios de la luz se han disparado, así como la contaminación medioambiental, por lo que buscar alternativas rentables y ecológicas es lo más apropiado. Hoy en día, contamos con sistemas de aislamiento altamente efectivos para evitar el uso de estos aparatos durante mucho tiempo.

Realmente, hay varias formas de garantizar un ambiente más fresco y casas más confortables en la época estival. Un buen revestimiento de la fachada exterior, como el sistema SATE, se ha convertido en una de las preferencias en los últimos años. Sin embargo, hay otras soluciones efectivas para lograrlo.

Consejos para refrescar una casa sin emplear el aire acondicionado

Con la llegada del verano, una de las preguntas más habituales es cómo enfriar la casa sin aire acondicionado. Hay dos factores de gran importancia: las elevadas temperaturas y las olas de calor, cada vez más frecuentes, en los últimos años. Por otro lado, nos encontramos con la necesidad de incorporar aparatos más eficientes.

Aislar el techo para evitar el calor

Es necesario tomar las medidas adecuadas para aislar correctamente cualquier hogar y reducir las altas temperaturas. El uso de un buen sistema de refrigeración y un aislamiento térmico del techo son acciones complementarias que garantizarán mayor confort. La idea es emplear un material adecuado para reducir las posibles fugas y moderar el consumo energético.

Materiales adecuados para garantizar el aislamiento térmico

Hay una serie de materiales naturales, como la piedra, que son perfectos para aislar el calor. Gracias a su conductividad térmica y baja reflectividad ofrecen excelentes resultados. Un gran número de casas tradicionales usan materiales como este.

Otras opciones son el poliestirenoespuma de poliuretano, lana de roca o vidrio, así como pinturas térmicas.

Elección de un material sintético o natural

La elección dependerá propiamente del “Valor R”, lo que implica que cuando mayor sea, también lo será esta resistencia. Por lo tanto, se trata de elegir el material natural o sintético que creamos conveniente para conseguir nuestro objetivo. En caso de dudas, lo mejor es consultar a una empresa especializada en este sector, con la finalidad de hacer una compra con mayor criterio.

La geotermia, una forma eficaz de refrescar la casa

Dentro de las posibilidades de refrescar la casa sin electricidad también podemos apostar por las energías alternativas. La geotermia es una opción bastante sencilla de incluir en una vivienda. Consiste en extraer la energía del subsuelo, que normalmente, se encuentra a unos 15 °C.

Teniendo en cuenta este dato, podemos pensar en lo fresquito que estará un hogar en verano. Además, en el invierno se suele utilizar el mecanismo, pero a la inversa. Esta opción no es muy popular, posiblemente, por desconocimiento o debido a la inversión inicial. Sin embargo, es una de las formas más eficaces de enfriar una vivienda con suelo radiante.

La importancia de elegir correctamente las ventanas

Está demostrado que las ventanas son otro de los puntos más importantes para garantizar una buena eficiencia energética. La elección del doble acristalamiento o un buen vidrio garantiza una mejor transmisión térmica. A esto se suma hacer un buen uso de las corrientes de aire o mantener las persianas bajadas en las horas con más sol.

En este sentido, es conveniente valorar si merece la pena cambiarlas por unas más apropiadas. El desembolso inicial nos ofrecerá mayor rentabilidad, ya que, seguramente, el ahorro en la factura de la luz será mucho mayor al final del año.  Tan solo hay que hacer una estimación del coste para saber si es una buena alternativa.

Emplear un aire acondicionado sin tubo

Si todavía no te queda claro cómo enfriar la casa sin enchufar el aire acondicionado, apunta esta otra alternativa. Este aparato extrae el calor de una estancia y lo envía al exterior. Por lo tanto, es necesario que tenga conductos para la evacuación. Sin embargo, usar un climatizador portátil o enfriadores evaporativos puede ser una buena opción.

En algunos de estos aparatos se colocan cubitos de hielo en el agua para generar una mayor sensación de frío. Son una opción rentable, porque se ha demostrado que solo consumen el 10 % de la energía, por lo que, se reduce considerablemente el gasto de energía. Además, su precio es mucho más barato, un 50 % menos en la mayoría de las ocasiones.

Esperamos haber resuelto la duda sobre cómo refrescar la casa sin aire acondicionado. Es un tema de gran importancia si tenemos en cuenta que estamos viviendo uno de los veranos más calurosos de los últimos tiempos. En caso de dudas, a la hora de comprar productos que garanticen la eficiencia térmica, solicítanos más información. En SATE Mediterráneo somos profesionales en el Aislamiento Térmico para Exteriores y mejoramos el rendimiento térmico en general de cualquier edificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO