fbpx

Aislante térmico reflexivo: qué es y cómo funciona

En los últimos tiempos, la preocupación por garantizar la eficiencia energética es mucho mayor, por este motivo, hay que buscar materiales apropiados para lograrlo. El aislante térmico reflexivo es una excelente opción, porque evita la pérdida de temperatura y mejora las prestaciones en el hogar. Por esta razón, se usa tanto en las reformas como en las viviendas de obra nueva.
Aislante térmico reflexivo: qué es y cómo funciona

Este tipo de material, que cuenta con una parte reflectante, ha demostrado sus grandes ventajas. Hasta el momento, lo más normal era usar el papel kraft, las láminas de plástico o burbujas de cartón. Como este aislamiento contiene papel de aluminio, en la mayoría de los casos, es de gran utilidad para reducir la pérdida de calor radiante.

Qué es el aislante térmico reflexivo

El sistema de aislamiento reflexivo es muy apropiado para garantizar mayor capacidad aislante con menor grosor. Esto se consigue gracias a la superposición de varias capas estrechas, ligeras y flexibles. Estas características, y la opción multicapa, favorecen su instalación y son muy cómodas para trabajar con ellas.

Este conglomerado de láminas finas de aluminio se caracteriza por la separación por burbujas de aire de polietileno o guata de poliéster, un material muy propio en los rellenos de los edredones. Gracias a este aislante, la transmisión del calor será mucho más lenta, porque se emplea la conducción o la convención, en función de si se trata de un medio sólido o líquido.

Una de las principales ventajas del aislamiento termoreflexivo es que es una de las mejores soluciones para resolver los problemas en las fachadas de los edificios. Esta elección es muy apropiada para garantizar el confort térmico y acústico. Además, esta es una de las mejores opciones para evitar los problemas de humedad y despreocuparse del mantenimiento constante.

Al hacer una inversión para aislar una vivienda, o un edificio, podemos pensar en este aislante como una de las mejores opciones. El objetivo es colocar una barrera térmica para que la temperatura se conserve. Es una buena elección para garantizar el mayor porcentaje de frío y calor en los suelos, muros y techos de una edificación.

Cómo se instala en edificios y su funcionamiento

Este aislante reflexivo, no solo es muy resistente, sino que no afecta a la estética del espacio. Además, es bastante económico y tiene una excelente valoración, si lo comparamos con otros materiales del mercado. Por lo tanto, en cuanto a la eficiencia energética se refiere, merece la pena incluirlo en los edificios.

¿Cómo funciona este aislante reflexivo?

La multicapa es un buen aislante, por lo que el calor exterior tardará mucho más tiempo en penetrar en el interior de una vivienda en el verano. Además, durante los meses de invierno, se evitan las pérdidas de calor y se conserva mucho mejor la temperatura.

Este aislante termoreflexivo se ha diseñado para reducir las pérdidas energéticas. De hecho, cuando se aplica a los techos y fachadas tiene la capacidad de minimizar la transferencia de calor. Esto garantiza una vivienda mucho más fresca, confortable y cómoda. Por otro lado, como tiene una gran resistencia térmica, sirve para combatir todos los problemas derivados de la condensación.

¿Cómo se instala el aislante térmico reflexivo?

Una vez que ya conocemos las propiedades y características de este material, lo más recomendable es saber cómo instalarlo correctamente. En función de cómo se instale, se conseguirán los resultados que se buscan, que son optimizar y garantizar la eficiencia energética. 

  • Emplear en fachadas. Para empezar, se recomienda colocar este aislamiento en la parte exterior del edificio.
  • Fijación adecuada. Este material se puede fijar de varias maneras, tanto con grapas, tornillos o cualquier elemento químico que lo sujete.
  • Separación óptima. Debe existir una separación entre el aislante y la superficie a tratar, como mínimo, de unos dos centímetros.
  • Respiración y ventilación. Deben dejarse los respiraderos de ventilación en la parte exterior cuando se coloca sobre la fachada. Además, lo más conveniente es colocar el aislante en la parte más externa del edificio.
  • Unión con aluminio. Además, se recomienda usar una cinta adhesiva de aluminio o metalizada para la unión entre rollo.

En caso de dudas, lo más conveniente es confiar en los profesionales con los que contamos en SATE Mediterráneo. En nuestra empresa, contamos con un equipo de expertos para guiar y asesorar a todos nuestros clientes en este tipo de proyectos. Además, disponemos de materiales de buena calidad para garantizar el mejor resultado. Como podemos encontrar diferentes tipos, según las capas por las que estén compuestos, es conveniente ponerse en manos de nuestro equipo técnico.

Estamos comprometidos con la eficiencia energética, por lo que aportamos soluciones para el aislamiento térmico exterior. Además, contamos con materiales con gran capacidad aislante, como el aislante térmico reflexivo. Tanto si se trata de una obra nueva o rehabilitación, estudiamos las necesidades para ofrecer el material, los accesorios y fijaciones apropiadas para cada proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO