fbpx

Cómo aislar una pared sin perder espacio

Uno de los quebraderos de cabeza de algunos profesionales de la construcción es cómo aislar una pared sin perder espacio. Para mejorar las condiciones de habitabilidad de un hogar, hay que emplear el revestimiento y materiales adecuados, de esta forma, se reduce el consumo energético. Asimismo, se trata de evitar las fugas de aire caliente e impedir el paso de la humedad.

Hoy en día, disponemos de tecnología muy avanzada para realizar las obras en el menor tiempo posible, sin afectar la vida normal de los habitantes de la vivienda. En función de las necesidades del hogar, su superficie o ubicación geográfica, entre otros factores, habrá que elegir la opción más adecuada.

¿Es posible aislar una vivienda sin perder espacio?

Está demostrado que el Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) es una de las soluciones más adecuadas para la obra nueva o las reformas. Tiene la capacidad de prevenir las humedades por condensación y eliminar los puentes térmicos. Además, es una de las mejores elecciones para evitar la pérdida de espacio.

Lo más normal es pensar en aislar las paredes interiores de las viviendas, sobre todo, si tienen muchos años de antigüedad. Tal como indicamos, la tecnología SATE es una de las preferidas por los constructores; sin embargo, también es posible el trasdosado, el aislamiento con fachada ventilada o el sistema multicapa. 

Incluso, hay fabricantes que han desarrollado algunos revestimientos similares al SATE para mejorar la eficacia. El problema principal es que muy pocos de ellos garantizan un espesor fino, que no afecte a la zona habitable. De hecho, se trata de sacarle el máximo partido a la superficie útil. 

Cuál es la mejor manera de aislar una pared sin que se pierda espacio

En el caso de que un edificio no tenga impedimentos para la instalación del aislamiento SATE, habrá que estudiar qué tipo de opción es la más conveniente. Los habitantes podrán seguir haciendo su vida normal sin verse afectados por el trasiego de los operarios y la suciedad de las obras.

La instalación se realiza en la fachada y esto no afectará al grosor de las paredes, que suele aumentar unos 5 centímetros. El proceso es bastante sencillo, porque consiste en crear un envolvente con placas de materiales aislantes. Sin embargo, hay varias propuestas y vamos a conocer qué tipo de revestimiento SATE nos conviene.

Aislamiento SATE 

Cuando una persona ya tiene clara su elección para garantizar el mejor aislamiento térmico para las paredes, también es necesario conocer las ventajas que ofrece cada material. En caso de dudas, lo mejor es consultar a profesionales del sector, como nuestro equipo de SATE Mediterráneo, con el fin de ofrecer la solución más conveniente.

Paneles de poliestireno expandido

El SATE-EPS se caracteriza por ser el sistema más utilizado en la actualidad para garantizar la transpirabilidad. La estructura celular del poliestireno expandido lo hace resistente e impermeable. El procedimiento es sencillo, porque tan solo hay que anclar el panel en la fachada con un mortero adhesivo. Después se cubre con una malla y, finalmente, se trabaja el acabado y la estética.

Paneles de poliestireno expandido de grafito

También es conveniente valorar los beneficios del revestimiento de poliestireno expandido EPS con grafito. Es una opción muy eficiente para combatir la humedad por condensación de agua. Otra de sus características principales es que reduce los deslumbramientos.

Paneles de poliestireno extruido

Esta es otra de las propuestas en SATE para evitar las humedades. Lo más normal es utilizar el poliestireno extruido (XPS) en la parte baja de las fachadas por su gran resistencia mecánica a los impactos. Este material es idóneo para las cubiertas y suelos, además, se presenta en diferentes gamas.

Paneles de lana mineral

Por último, hay que decir que la lana mineral es muy apropiada para rehabilitar los edificios situados en zonas con mucha contaminación acústica. Otra de sus características es que ofrece mucha estabilidad en temperaturas extremas, sobre todo, si hace mucho calor.

El aislamiento multicapa

Otra de las posibles opciones para aislar las paredes interiores de una vivienda es emplear un sistema aislante multicapa. En este caso, el espesor se verá afectado en 1,5 a 2 mm aproximadamente. Se trata de un revestimiento con múltiples capas de hojas delgadas para evitar la pérdida de temperatura.

El cuerpo interior está compuesto por un panel de poliestireno expandido, que se fija con un mortero adhesivo ligero. En cuanto al revestimiento exterior se refiere, se utiliza una malla de refuerzo y se remata con un material termoaislante.

Como vemos, aislar una pared sin perder espacio es posible y no es necesario hacer grandes obras. En caso de dudas a la hora de elegir el mejor producto, ponte en contacto con nosotros para que te ofrezcamos un asesoramiento profesional. En SATE Mediterráneo somos expertos en el sector y contamos con los mejores productos para mejorar la eficiencia energética y condiciones termoacústicas de los edificios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO