fbpx

Materiales aislantes térmicos para las fachadas

A lo largo de todo nuestro blog, hemos hablado de la importancia que tiene hoy en día el alcanzar la eficiencia energética en una vivienda. Y para ello, una de las acciones necesarias es tener un buen aislamiento que permita un uso más eficiente de los equipos de climatización. Pero de materiales aislantes térmicos hay muchos en el mercado, ¿cómo podemos saber cuál es el mejor para nuestro edificio?
Materiales aislantes termicos

Por qué es importante elegir bien el material de aislamiento térmico

Cada uno de los materiales aislantes térmicos que hay presentan diferentes propiedades que hay que tener en cuenta para conseguir el mayor ahorro energético. Y no todos pueden ser válidos en función de la zona geográfica donde se encuentre el edificio (el CTE determina los mínimos de aislamiento que tienen las diferentes ubicaciones). A todo esto, hay que sumar la viabilidad técnica, el tipo de actuación a ejecutar y su coste.

A todos los criterios descritos anteriormente, hay que incrementarles las prestaciones que tienen los distintos materiales aislantes térmicos y acústicos en la construcción. Hay que fijarse en:

  • Conductividad térmica: la conductividad térmica de los materiales aislantes indica la capacidad que tienen para transmitir calor y la facilidad con la que lo conduce. Cuanta más baja sea, mayor efectividad tendrán para evitar las pérdidas de calor.
  • Resistencia térmica: determina la capacidad que tienen los materiales para oponerse a un flujo de calor. Cuanta más alta sea, mayor efectividad aislante tendrán.
  • Resistencia al paso de vapor de agua: fundamental para evitar las posibles condensaciones. Es el espesor y la permeabilidad del material lo que la determina.
  • Comportamiento ignífugo: es la normativa europea UNE-EN 13501 la que lo clasifica con nomenclaturas que van de la A a la F.
  • Aislamiento acústico: los diferentes materiales presentan un grado diferente de aislamiento contra el ruido.

Una vez examinadas las diferentes propiedades, podemos saber cuáles son los materiales aislantes térmicos más eficientes. En SATE Mediterráneo, como especialistas en aislamiento térmico, sabemos que el mejor será aquel que reúna las siguientes condiciones:

  • Que tenga una alta resistencia térmica y una baja conductividad, de esta forma protege contra el calor y el frío.
  • Que posea fibras para absorber y mitigar el ruido.
  • Que tenga una alta resistencia al paso del calor.
  • Que posea una alta resistencia ignífuga.

De esta manera, al elegir los materiales aislantes térmicos correctos en fachada y cubierta, logramos un gran ahorro energético y se reducen las emisiones al medioambiente, al igual que se produce una gran revalorización en el edificio donde están instalados. Y lo mejor de todo, es una obra que se amortiza rápidamente (unos 3 o 5 años) y requiere de poco mantenimiento en la vida útil de la construcción.

Tipos de materiales aislantes térmicos

Ya hemos destacado la gran variedad de materiales aislantes que podemos encontrar en el mercado; desde corchos, espumas fenólicas, fibra de madera, celulosa, diferentes tipos de espumas como la fenólica o las de polietileno… Además, también pueden aplicarse pinturas acrílicas y morteros con grandes capacidades termoaislantes. Veamos los más utilizados.

Aislantes sintéticos

Están compuestos por materiales sintéticos como los plásticos o polímeros que proceden del petróleo. Tienen una gran efectividad térmica. Los más empleados son:

  • Poliestireno expandido (EPS): su baja conductividad térmica y su densidad hacen que sean de los más empleados.
  • Poliestireno extruido (XPS): similar al anterior, pero con una buena absorbencia, por lo que se puede mojar.
  • Poliuretano: se emplea proyectado como espuma, y presenta mayores rendimientos térmicos que los anteriores.
  • Rollos reflexivos: son rollos de varias capas que contienen burbujas de polietileno recubiertas por láminas de aluminio. Utilizados en climas suaves.

Lanas minerales

Son aislantes formados por un entrelazado de materiales pétreos filamentados que forman un fieltro relleno de cavidades con aire. Tienen altos grados de aislamiento térmico y acústico y unas grandes propiedades ante el fuego. Los más utilizados son:

  • Lana mineral o de roca (SW): fabricada a partir de rocas volcánicas, tiene formatos de paneles, mantas o rollos.
  • Lana de vidrio (GW): formada por fibras de vidrio unidas a una resina o a un aglomerante. Presenta un gran aislamiento acústico y elevadas resistencias a la humedad.

Aislantes naturales o ecológicos

Son respetuosos con el medioambiente al no contener aditivos o sustancias. Además, son biodegradables y reciclables. Los más empleados son:

  • Corcho: está disponible en varios formatos como en virutas para insuflados, en paneles o proyectado para revestimiento de superficies o cubiertas.
  • Lino: sus fibras reciclables se emplean por sus grandes propiedades aislantes.
  • Celulosa: fabricada a partir de residuos de papel. Se usan en insuflados de cámaras de aire, en forjados y en trasdosados.
  • Lana de oveja: presenta un gran aislamiento al humedecerse.
  • Perlita, arlita y vermiculita: Estos aislantes minerales presentan un gran comportamiento ante el fuego.

Los materiales aislantes térmicos son el eje fundamental de proyectos de obra nueva y rehabilitación. Tanto la directiva europea 2010/31/UE como el Código Técnico de la Edificación, establecen las condiciones sobre eficiencia energética que deben tener los edificios. Y es que, reducir el consumo energético del sector residencial es necesario para conseguir un autoabastecimiento energético de un país, así como para disminuir las emisiones que contaminan nuestro medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO