fbpx

Optimiza tu eficiencia energética con el aislamiento térmico adecuado

En SATEMEDITERRANEO, empresa líder en soluciones de aislamiento por el exterior, te ayudamos a optimizar la eficiencia energética de tu edificio, mejorando al mismo tiempo su confort térmico y acústico.

El uso de este aislamiento no es ninguna novedad, no obstante, ha experimentado un importante auge en los últimos años porque es un producto ecológico. De hecho, se utiliza bastante en los países nórdicos por su capacidad para almacenar el calor y proteger del frío. Una de sus principales ventajas de este producto a diferencia de otros materiales es que se puede aplicarse en seco o húmedo en la rehabilitación de edificios y obras nuevas.

Instalación del aislamiento con celulosa

El aislamiento con celulosa reduce los gastos de energía gracias a las características de sus fibras. Aunque es mucho más habitual emplear la fibra de vidrio por su facilidad de instalación, uno de los principales inconvenientes es la pérdida de calor en las temperaturas extremas.

A la hora de instalar este producto, hay que diferenciar entre el aislante de celulosa insuflada, el aislamiento de celulosa proyectado y el aislante de celulosa soplado. La primera opción es muy habitual y consiste en realizar perforaciones en los tabiques o muros para introducir este aislante a través del bombeo o por presión de aire.

En cambio, el aislamiento de celulosa proyectado es la solución ideal para la obra nueva. La aplicación se hace en los muros, tabiques o cámaras de ventilación.

En cuanto a la última alternativa se refiere, es la más recomendable para utilizar en las cubiertas o buhardillas para evitar la pérdida de calor o frío en los tejados. En cualquiera de los casos, si se quiere conseguir un buen resultado, lo más acertado es que este trabajo lo haga un profesional.

Ventajas y desventajas del aislamiento con celulosa

En los últimos años, los constructores han mostrado mayor preferencia por materiales sostenibles en las edificaciones. El aislamiento con celulosa ofrece estas ventajas, sin embargo, no es el único beneficio. Antes de elegir este material, lo más conveniente es valorar los pros y los contras para determinar si es el más apropiado.

Ventajas del aislamiento con celulosa

Hay muchas razones para aplicar este aislante en una obra nueva o en una reforma. De hecho, esta solución está entre las preferencias de un gran número de constructores y diseñadores de interiores. A continuación, enumeramos en este listado cuáles son sus beneficios:

  • Aplicación rápida. Es una opción que se aplica con mucha facilidad, incluso en un solo día.
  • Aislante eficaz. Sus características convierten a este producto en un excelente aislante térmico y acústico, además, es ideal para controlar la humedad. Muchos expertos coinciden en que es uno de los mejores aislantes estivales.
  • Ahorro energético. Esta es otra de sus grandes ventajas, porque se calcula que se reduce el gasto energético en algo más del 30 % a diferencia de otros materiales.
  • Producto ecológico. Es una solución respetuosa con el medioambiente que evita la toxicidad.
  • Precio competitivo. Por último, cabe decir que es una opción muy competitiva y económica. 

Desventajas del aislamiento con celulosa

Una vez que ya conocemos las razones para aislar con celulosa, también vamos a saber cuáles son los principales inconvenientes. Como bien sabemos, no es la única propuesta del mercado, por este motivo, hay que valorar si es la alternativa que más nos conviene. Entre sus desventajas, nos encontramos:

  • Coste de la instalación. Aunque el producto no es muy caro, probablemente, los costes de la instalación son superiores a los de la fibra de vidrio.
  • Riesgos con la infiltración de agua. Aunque tiene buenas propiedades para controlar la humedad, si hay fisuras o problemas con las lluvias abundantes, no es la mejor opción para los falsos techos o cubiertas.
  • Barrera de vapor. Tanto si se trata de aplicar un material húmedo como seco, será necesario crear la barrera de vapor para evitar las condensaciones.
  • Aislamiento acústico en altas frecuencias. Aunque los resultados para reducir los ruidos son buenos, cabe decir que este material es más apropiado para las altas frecuencias. Es decir, a partir de sonidos que superan los 2000 Hz.
  • Generar polvo. Normalmente, se genera gran cantidad de polvo durante la instalación. Este es un aspecto que deben tener en cuenta las personas alérgicas. Incluso los profesionales utilizan máscaras de respiración para este tipo de trabajo.

En conclusión, estas son las principales características, ventajas y desventajas de usar aislamiento con celulosa. En caso de dudas sobre este tema, te sugerimos contactar con nuestros profesionales para evaluar si es el material más conveniente para tu proyecto.

En SATE Mediterráneo estamos comprometidos a mejorar la eficiencia térmica y acústica en los hogares y edificaciones, por este motivo, te ofrecemos las mejores soluciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO